Los investigadores habrían encontrado rastros de un mural pintado por Leonardo da Vinci luego de introducir una sonda a través de las grietas de un fresco pintado en el siglo XVI en uno de los recintos más famosos de Florencia.

Los más recientes hallazgos anunciados el lunes dejan todavía mucho misterio en la cacería de "La Batalla de Anghiari", un mural no terminado de Leonardo en el Palazzo Vecchio y que posiblemente quedó escondido detrás de un fresco pintado por Giorgio Vasari décadas después.

Los últimos avances de la tecnología

Maurizio Seracini, uno de los ingenieros italianos a la cabeza de la búsqueda, anunció los primeros resultados del trabajo tecnológico detectivesco el lunes, diciendo que un análisis mostró que la pintura roja, negra y beige del mural es congruente con la pintura orgánica que Leonardo usaba en sus frescos.

Seracini calificó los resultados como "alentadores" pero preliminares.

La búsqueda del mural sin terminar ha cautivado a los historiadores de arte desde hace siglos y tomó un nuevo ímpetu en años recientes con el uso de herramientas científicas de alta tecnología.

Algunos creen que el mural del maestro renacentista, que comenzó en 1505 para conmemorar la victoria de Florencia ante Milán en el pueblo toscano de Anghiari, podría estar escondido detrás de un mural más reciente de Vasari. La obra quedó sin terminar cuando Leonardo se fue de Florencia en 1506.

Las mejores fotos de la semana

Seracini, de la Universidad de California, dijo que los fragmentos de color obtenidos por la sonda en el Salón del palacio coinciden con los pigmentos utilizados por Leonardo.

Sin embargo, la pintura también pudo ser utilizada por los contemporáneos del maestro en Florencia, que está inundada de arte renacentista.

Para tomar muestras de pigmento del muro bajo el Vasari, los expertos introdujeron sondas por áreas donde la pintura del fresco exterior estaba quebrada o astillada, dijo Cristina Acidini, directora de la oficina de herencia cultural y museos de Florencia.

Por ejemplo, una sonda entró en un punto que estaba debajo de una espada en la obra de Vasari y otra entró por la cabeza de un caballo.

Síguenos en twitter.com/foxnewslatino
Agréganos en facebook.com/foxnewslatino