Un joven dominicano convertido al islamismo, comparecerá el martes ante un tribunal estatal por acusaciones de terrorismo que lo señalan como fabricante de una bomba en un tubo metálico en su departamento de Nueva York con el objeto de atacar a la policía, a los soldados y a otros objetivos del gobierno.

José Pimentel debe comparecer el martes en un tribunal de Manhattan. Un jurado investigador lo encausó por delitos de posesión de armas y conspiración para cometer delitos de terrorismo. Las acusaciones de terror reflejan una ley aprobada por el estado de Nueva York poco después de los ataques del 11 de septiembre.

El encausamiento señala que el inmigrante dominicano de 27 años hizo una búsqueda en el Internet por información para fabricar bombas, compró material en las ferreterías y finalmente comenzó a fabricar una bomba rústica hasta que fue arrestado el 19 de noviembre.

Las abogadas de Pimentel, Lori Cohen y Susan Walsh, dijeron que la policía fue demasiado lejos y se valió de un informante interesado para seguir a un pobre hombre solitario.