China defendió el martes las restricciones que ha impuesto a la extracción de tierras raras como medida ambiental ante el anuncio de Estados Unidos tiene intención de presentar una queja al respecto ante la Organización Mundial de Comercio.

Un portavoz del ministerio del exterior, Liu Weiming, dijo el martes que las restricciones son necesarias para limitar las repercusiones ambientales derivadas de la extracción y para conservar recursos escasos.

Liu dijo que es falso el argumento de las quejas de que Beijing limita las exportaciones y señaló que los controles son congruentes con las reglas del libre intercambio de la Organización Mundial de Comercio.

Las autoridades estadounidenses afirman que Washington, con la Unión Europea y Japón, tiene intenciones de presentar una queja ante la OMC para impugnar las restricciones que decidió china.

Funcionarios de la administración en Washington dijeron que Estados Unidos pedirá el martes a la OMC que gestione conversaciones con China sobre las restricciones.

La nueva acción forma parte de un amplio esfuerzo del presidente Barack Obama de tomar medidas enérgicas sobre lo que su gobierno considera prácticas comerciales injustas de China que han puesto a las empresas estadounidenses en clara desventaja.

Obama anunciará el martes en la Casa Blanca la acción ante la OMC, dijeron los funcionarios, que solicitaron el anonimato debido a que hacían declaraciones a la prensa antes del anuncio presidencial.