Real Madrid necesita ganar o que el CSKA de Moscú no le haga goles cuando se enfrenten el miércoles para definir un boleto a los cuartos de final de la Liga de Campeones.

El club español tiene la ventaja del gol de visitante que consiguió en el empate 1-1 en el partido de ida en la capital rusa, y llega al encuentro de vuelta con 17 triunfos esta temporada en el estadio Santiago Bernabéu, donde sólo ha perdido ante el Barcelona.

Hasta que avanzó a las semifinales el año pasado, el Madrid había sido eliminado en los octavos de final todas las temporadas desde 2005.

El técnico José Mourinho afirmó que su futuro con el club no depende del resultado de este partido, a pesar que su equipo es uno de los favoritos para ganar el título europeo.

"Más que todo temo el fútbol porque el fútbol en su esencia es muchas veces traicionero. Es un espacio abierto a sorpresas, ni siempre el mejor equipo consigue ser el mejor y ganar", señaló el timonel. "Con el 1-1, tenemos todas las opciones para estar con un pie delante y otro detrás y saber que es difícil".

CSKA empató en los descuentos del primer duelo, lo que dejó abierta la eliminatoria. El Madrid avanzaría con cualquier triunfo o un empate sin goles.

El Madrid ha sido eliminado sólo una vez en nueve series contra oponentes rusos, en la temporada 1990-91 ante el Spartak de Moscú.

"Si el CSKA nos gana no será un milagro, serán porque lo ha hecho muy bien o nosotros muy mal, pero prefiero ser optimista y pensar que nosotros vamos a conseguir ganar", indicó.

El Madrid todavía no cuenta con el extremo argentino Angel Di María, que sigue lesionado, pero ya está disponible el delantero francés Karim Benzema, quien se recuperó de la lesión que sufrió en el partido de ida.

Mourinho adelantó que jugará con tres delanteros — probablemente Cristiano Ronaldo, Benzema y el argentino Gonzalo Higuaín.

"Cada uno que está en el campo tiene que hacer lo mejor y dar el máximo para ser una opción. Para que el entrenador esté feliz y tranquilo debe tener a los dos (Benzema e Higuaín)", indicó.

Cristiano atraviesa un gran momento y suma ocho goles en sus seis últimos partidos, para encabezar una ofensiva del Madrid que se encamina a fijar un nuevo récord de goles en la liga española.

El portugués lleva 32 goles en la temporada de la liga española, y 40 en todos los torneos, cifras que en cualquier otro país serían inigualables de no ser porque comparte la liga con el argentino Lionel Messi, el astro del Barsa que ha marcado siete goles en sus dos últimos encuentros y suma 12 en la Champions.

Cristiano afirmó que no tiene un duelo personal con Messi.

"Me da igual lo que los demás hacen, me preocupo de mí y de mi equipo", declaró. "Si los marco, bien, si no, no pasa nada, estoy tranquilo".

Dijo que tampoco desea emular la gesta de Messi, quien marcó cinco goles la semana pasada en el triunfo sobre el Bayer Leverkusen por la Champions.

"Muy bien por él, feliz por él y por el fútbol. No sé si soy capaz, a ver si un día hago cinco goles, espero que sí", sentenció.

___

Paul Logothetis está en Twitter en: www.twitter.com/PaulLogoAP