Los soldados que ocupan un complejo de favelas en Río de Janeiro previamente controladas por narcotraficantes sufrieron 89 ataques el mes pasado, dijo el lunes el ejército brasileño.

El portavoz del ejército Fernando Fantazzini le dijo a la oficial Agencia Brasil de noticias que los soldados eran crecientemente blancos de ataque en las favelas de Alemao y Penha, que ocuparon en 2010 para desbaratar el control de las pandillas de la droga.

Fantazzini dijo que los soldados se están adentrando más en las favelas, lo que ha desatado una violenta reacción de los pandilleros.

El sábado, presuntos residentes atacaron a los soldados en Penha con garrotes y piedras, mientras el príncipe Enrique de Gran Bretaña visitaba la vecina Alemao.

Fantazzini dijo ignorar si la ola de ataques causó heridos.