Una manta con el ofrecimiento de ayudar al gobierno en el combate de las pandillas si el país legaliza las drogas, una idea propuesta por el presidente Otto Pérez Molina, fue colocada en una de las principales vías de la capital guatemalteca y las autoridades investigan su posible origen.

"En este momento estamos investigando si el mensaje proviene del grupo de los Zetas que tiene trascendencia internacional o si es otro grupo. Lo que sí podemos decir es que este tipo de mensajes son para desestabilizar y causar desorden", dijo el vocero del ministerio de Gobernación, Willy Melgar.

El vocero presidencial, Francisco Cuevas, dijo a la AP que "el presidente es de la opinión que es un mensaje de opositores" políticos al gobierno, no de ningún grupo de narcotraficantes. El propósito sería desacreditar la propuesta que Pérez Molina plantea respecto a la legalización de ciertas drogas, cuyo consumo ahora está prohibido.

Propagar mensajes anónimos "es una practica común en Guatemala para generar conflicto dentro del país", afirmó.

La manta fue colocada en el bulevar Liberación, una de las principales avenidas de la capital, vecina al aeropuerto que conecta a algunas de las principales áreas hoteleras, de comercios y oficinas.

El lunes temprano apareció colgada de un puente peatonal que atraviesa la vía y estaba escrito con un pintura en aerosol: "Pérez y Baldetti cumplan legalizar las drogas y apoyaremos las lucha contra las maras".

El mensaje, que fue removido por la policía, estaba firmado "Zeta 2000", una aparente alusión al cartel mexicano que desde hace varios años opera también en Guatemala. La vicepresidenta se llama Roxana Baldetti y es a ella al otro personaje al que haría alusión.

No es la primera vez que se encuentran mensajes de esta índole en el país. La Policía Nacional Civil encontró por lo menos tres mensajes, presuntamente del mismo grupo mexicano, donde amenazaban con empezar una guerra contra las fuerzas de seguridad y civiles.

El presidente Otto Pérez Molina dijo recientemente que Los Zetas llegaron a Guatemala hace unos cuatro años para "cooptar" a narcotraficantes guatemaltecos y desataron violentos ataques contra quienes rechazaron su ofrecimiento.