Lou Williams hizo más que controlar el tercer cuarto del partido. Aniquiló el cualquier gota de ímpetu que hubiera quedado a los Knicks de Nueva York, que atraviesan un mal momento.

Parece como si hubiera desaparecido todo ese entusiasmo que despertó en febrero el surgimiento de Jeremy Lin y su mejor juego.

"Cuando caemos es como si toda nuestra energía se fuera por la puerta", expresó Carmelo Anthony.

Williams anotó la mitad de sus 28 puntos en un sensacional despliegue ofensivo en el tercer cuarto y los 76ers de Filadelfia le asestaron el domingo a los Knicks de Nueva York su quinta derrota seguida al imponerse 106-94 en el Madison Square Garden.

Williams logró una canasta en la parte final del primer tiempo y luego coló 14 tantos en los últimos 3:28 del tercer cuarto, en el que los 76ers tomaron la manija del partido para enfilarse a su tercera victoria consecutiva.

"Me vi bien varias veces", expresó Williams. "En el tercer cuarto, jugué con muchísima confianza y sentía que podía acertar todos los lanzamientos", agregó.

Esta mentalidad no existe en los Knicks, cuya actitud es inconveniente en todas partes en tanto que Anthony afirmó que "carecieron de confianza en el terreno de juego".

"Caemos en un bache y parece que no sabemos qué hacer, cualquier que sea la razón no hemos tenido la capacidad para superar lo obstáculos", dijo el entrenador Mike D'Antoni.

Andre Iguodala aportó 19 puntos, ocho asistencias y siete rebotes para los 76ers, que venían de perder tres duelos consecutivos ante los Knicks.

Carmelo Anthony encestó 22 unidades, pero Jeremy Lin acertó únicamente cinco de 18 tiros de campo para sumar 14 puntos por los Knicks. Tyson Chandler registró ocho puntos y 12 rebotes después de estar fuera de acción por dos encuentros debido a esguince del tendón de la corva izquierda, pero él no pudo resolver las dificultades defensivas del equipo.

Evan Turner añadió 24 puntos y atrapó 15 rebotes para Filadelfia.

Filadelfia aumentó ocho puntos antes de concluir el tercer cuarto antes de que Williams se apoderara del balón. Anotó dos triples, un par de saltos y dos tiros libres para que los 76ers remontaran a los Knicks 16-8, ampliando una ventaja de 89-73.

"En el tercer cuarto acertaron muchos lanzamientos, estuvimos rezagados a la defensiva y no me ocupé del balón", dijo Lin. "Nos hicieron varios contragolpes sencillos y no les impedimos la entrada al área — como debimos hacerlo_, así que nos hicieron más canastas, continuaron y entraron en ritmo", apuntó.

Los Sixers han repuntado tras perder cinco juegos consecutivos antes de la pausa por el Juego de Estrellas y a una convincente victoria sobre Boston le siguió un triunfo sobre Utah.

Los Knicks pudieron haber tenido la esperanza de alcanzar a los líderes de la División Atlántica en un determinado momento, pero ahora están simplemente esperando conseguir su pase a la postemporada luego de llegar a este compromiso sólo dos juegos atrás de Milwaukee y Cleveland.

En otro encuentro, los Lakers de Los Angeles derrotaron por 97-94 a los Celtics de Boston. Los Lakers necesitaban una canasta de último minuto y los Celtics pensaban que Kobe Bryant haría el disparo.

Bryant recomendó que Andrew Bynum lo ejecutara. El pivote Bynum, que participó en el Juego de Estrellas, aprovechó la oportunidad y selló la más reciente victoria de Los Angeles en lo que constituye la rivalidad más acendrada entre equipos de la NBA.

Bryant anotó el domingo 10 de sus 26 puntos en el cuarto período y realizó la canasta definitiva cuando restaban 41,7 segundos de juego para que los Lakers de Los Angeles vencieran 97-94 a los Celtics de Boston.

Bynum registró 20 unidades y 14 rebotes para los Lakers, quienes se recuperaron de una desventaja de cinco puntos en los últimos dos minutos y medio. El pivote participante en Juegos de Estrellas encestó un gancho corto sobre la defensa de Kevin Garnett con 15,5 segundos por jugarse, y Boston no pudo concretar un triple que hubiera empatado el marcador.

"Andrew es bastante grandioso. Eso es claro", señaló Bryant con una sonrisa. "Yo sabía que sería un disparo de alto porcentaje", apuntó.

Los Lakers metieron las últimas ocho unidades del juego en su 18ava victoria en 19 partidos en casa, con la que concretaron con estilo su tercer triunfo consecutivo sobre Boston.

Rajon Rondo anotó 24 puntos y tuvo 10 asistencias por los Celtics, quienes iniciaron una gira de ocho juegos desperdiciando una ventaja hacia el final del encuentro. En la última posesión de Boston, Ray Allen no logró liberarse de la presión defensiva para intentar un tiro de tres puntos antes de que Rondo fallara por mucho un intento de empatar el marcador.

En otros partidos de la jornada: Cleveland 118, Houston 107; Milwaukee 105, Toronto 99; Orlando 107, Indiana 94; Memphis 94, Denver 91; Atlanta 106, Sacramento 99, y Golden State 97, L.A. Clippers 93.