El español Joaquín Rodríguez se escapó en el último kilómetro para ganar el lunes la penúltima etapa de la carrera Tirreno-Adriático.

No hubo cambio al frente de la clasificación general, en la que el estadounidense Chris Horner sigue al frente.

Rodríguez, del equipo Katusha, empleó 4 horas, 38 minutos y 27 segundos para tramitar el tramo ondulado de 181 kilómetros que tuvo salida y meta en Offida.

El italiano Vincenzo Nibali, campeón de la Vuelta a España 2010, quedó segundo en al etapa. Tercero figuró el local Danilo Di Luca, campeón del Giro de Italia 2007. Ambos cronometaron el mismo tiempo que Rodríguez.

Horner, un corredor de 40 años, entró cuarto y sigue como líder general con una diferencia de cinco segundos sobre el checo Roman Kreuziger.

Nibali, con su podio el lunes, recibió una bonificación de seis segundos y ahora está justamente a seis segundos de Horner en la general.

La carrera culminará el martes con una contrarreloj de 9,3 kilómetros (5,78 millas) en San Benedetto del Tronto en la costa del Adriático.