El costarricense Fernando Alejandro Jiménez González, alias Palidejo, fue expulsado el martes de Colombia y entregado a las autoridades de Guatemala, donde es acusado de ser la figura detrás del ataque armado en el que murió el cantante argentino Facundo Cabral en 2011.

Jiménez González salió cerca de las 16 horas (2100 GMT) en un avión de la policía colombiana desde el hangar del cuerpo antinarcóticos y con rumbo a Guatemala.

"Con un tiempo estimado de cuatro horas y media en vuelo, en la aeronave viajan dos oficiales adscritos respectivamente a la Dirección Antinarcóticos y a la Dirección de Investigación Criminal e Interpol (DIJIN), acompañados por tres funcionarios más de Interpol, encargados de la entrega de alias Palidejo a las autoridades guatemaltecas", dijo la policía en un comunicado.

El director de la policía general Oscar Naranjo había anticipado la inminente expulsión de Jiménez, porque entró al país con documentos falsos y además era el procedimiento más expedito.

Jiménez González, de 38 años, era buscado internacionalmente por la justicia de Guatemala por su presunta implicación en el asesinato del trovador argentino, y Costa Rica lo requería también por delitos de blanqueo de capitales y narcotráfico, según el ministro de Seguridad de Costa Rica, Mario Zamora.

Fue detenido el sábado en una zona de la costa del Pacífico colombiano, pero su plena identidad fue sólo confirmada el lunes por la noche, según ha explicado la policía.

Cabral, de 74 años, murió tiroteado el 9 de julio de 2011 en Guatemala cuando se desplazaba al aeropuerto La Aurora en compañía del empresario nicaragüense Henry Fariñas en una camioneta y quien habría sido el objeto principal del atentado. El empresario sobrevivió al ataque.

El fiscal general de Costa Rica, Jorge Chavarría Chavarría declaró el martes que existe un acuerdo con la Fiscalía de Guatemala para que se le dé prioridad a la investigación en aquel país. "Consideramos que es el hecho más grave del que está acusado y debe enfrentar esos cargos", manifestó.

La policía colombiana dijo en un comunicado que según la información acopiada por los organismos de seguridad costarricenses, alias Palidejo, "sería enlace entre el Cartel de Sinaloa que encabeza (Joaquín) 'El Chapo' Guzmán y la organización de los hermanos Luis Enrique y Javier Antonio Calle Serna, alias "Los Comba" o "Combatientes", entre los narcos colombianos más buscados, pero no se han dado detalles de esa presunta relación de Jiménez González con el capo mexicano.

Naranjo narró que el viernes por la noche tuvieron pistas de informantes de la policía antinarcóticos colombiana de que una lancha rápida había salido de Panamá con rumbo a Colombia y entonces alertaron a la Armada, que ubicó en la madrugada del sábado la embarcación en una zona del departamento de Chocó, en la costa del Pacífico colombiano, a unos 400 kilómetros al norte de Bogotá.

En la lancha iban dos colombianos y un tercer hombre que se identificó como Carlos Emilio Cardona Marín, pero al notar que su acento era distinto al colombiano, los agentes de la policía y la Armada comenzaron a interrogarlo y determinaron que era un ciudadano natural de Costa Rica, dijo el jefe policial.

De inmediato se envió la foto y las huellas del detenido a Costa Rica y la noche del lunes se pudo determinar que se trataba de Jiménez González, buscado por el caso del cantante argentino, dijo Naranjo.

El jefe policial precisó que la hipótesis policial era que Jiménez González había arreglado su viaje con ayuda de los hermanos "Los Comba".

Naranjo estimó que el costarricense intentaba trasladarse hacia alguna zona del sur del continente, que no precisó.

Al costarricense se le encontraron 3.600 dólares en efectivo, mientras los dos colombianos --que no han sido identificados-- fueron liberados porque ninguno de los dos tenía antecedentes y fueron contratados como lancheros de la embarcación en que estaba Jiménez González, dijo en conferencia de prensa por la mañana el general Luis Pérez, director de la policía antinarcóticos colombiana.

"Al parecer, Jiménez González... había roto relaciones con su antiguo amigo Henry Fariña (investigado por narcotráfico y lavado de activos), debido a problemas de dinero, situación que lo habría llevado a tomar la decisión de asesinarlo, circunstancia que coincidió con la presencia de Facundo Cabral, quien en ese momento era trasladado (por Fariñas) al aeropuerto de Ciudad de Guatemala", dijo la policía en un comunicado.

La policía colombiana explicó en un comunicado que "al parecer, Jiménez González... había roto relaciones con su antiguo amigo Henry Fariñas (investigado por narcotráfico y lavado de activos), debido a problemas de dinero, situación que lo habría llevado a tomar la decisión de asesinarlo". Circunstancialmente, cuando ocurrió el ataque, que fue perpetrado por pistoleros a sueldo, Fariñas iba acompañado del famoso músico argentino. Las autoridades de Guatemala tienen detenidos a cuatro autores materiales del atentado.

El ministro guatemalteco de Gobernación, Mauricio López Bonilla, dijo que Jiménez se encontraba en Guatemala cuando sucedió el crimen y, junto a otros sospechosos, fue captado por cámaras de seguridad en el hotel donde se hospedaba Cabral.

__

Los periodistas César Barrantes en Costa Rica y Romina Ruiz contribuyeron con este despacho.