Un individuo y tres adolescentes fueron detenidos en Kenia tras un ataque con granadas que dejo seis muertos el fin de semana en una estación de autobuses, dijo el lunes un abogado.

Los arrestos se efectuaron el domingo, señaló Mbugua Mureithi, y entre los detenidos figura Sylvester Opiyo, quien se había entregado en diciembre a la policía porque las autoridades lo buscaban pero quedó en libertad sin cargo alguno.

Mureithi dijo que la policía arresta a los "sospechosos habituales" y se desconocen las pruebas que implican a Opiyo en el ataque ocurrido la noche del sábado.

La policía dijo que investiga si está implicado en los hechos el grupo armado somalí al-Shabab, que tiene vínculos con al-Qaida.

Numerosos simpatizantes de al-Shabab han perpetrado ataques desde que los soldados kenianos ingresaron en octubre en Somalia.