SAN JUAN, Puerto Rico.- El mexicano Orlando "Siri" Salido retuvo su campeonato súper pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) al detener la pelea el árbitro en el decimo asalto por inferioridad del puertorriqueño Juan Manuel "Juanma" López, en combate celebrado en el coliseo Roberto Clemente de San Juan.

El desenlace final llegó cuando el árbitro, Roberto Ramírez padre, decidió detener el combate a los 32 segundos de iniciarse el asalto despues de que Salido encadenara una embestida de golpes a la cara de López, quien cayó al cuadrilátero aunque logró levantarse.

La decisión de Ramírez padre fue criticada por López, tal y como ocurrió en la primera reyerta entre ambos el 16 de abril del 2011, cuando el hijo del árbitro del mismo nombre, tambien detuvo el combate en un controvertible final en la octava vuelta.

Tras el combate, López aseguró que Ramírez padre "es un apostador", dijo que no estaba de acuerdo con la decisión, y que estaba "listo para pelear nuevamente con Orlando Salido".

Salido, por su parte, dijo sentirse muy honrado y orgulloso de haberle dado la victoria a sus compatriotas y agradeció a todos los mexicanos que viajaron desde su país a la isla caribeña para presenciar el combate.

Dos jueces tenían la pelea 86-84 a favor de López, mientras que el tercero, la tenía empate a 85.

El combate comenzó bastante lento, aunque en el segundo asalto Salido empezó a conectar fuertes ganchos de derecha al mentón de López, cosa que continuó en la tercera vuelta, dando indicios de que sería una larga noche para el boricua.

Para el cuarto asalto, López cambió su postura a una más tecnica, lo que le llevó a ganar sus primeros puntos de la pelea y prosiguió así la quinta vuelta, donde el boricua zarandeó al mexicano, a quien derribó a la lona con un gancho de derecha al mentón.

En el sexto asalto, los seguidores puertorriqueños comenzaron a corear "Juanma" para apoyar a su representante, pero el azteca continuó pegándole eficientes ganchos de derecha al púgil local, los mismos golpes que le hicieron merecer la victoria en su primer encuentro.

El campeón siguió con su plan de pelea para el septimo asalto, con una avanzada de golpes contra el puertorriqueño, quien ya comenzaba a mostrar signos de cansancio abriendo la boca para buscar aire.

Para los últimos dos asaltos, ambos boxeadores se enfrascaron en una guerra campal, elevando los ánimos de las miles de personas que asistieron al combate, hasta que Salido consiguió su merecido triunfo.

Por su parte, el mexicano Miguel Ángel García ganó el título NABO de la OMB de las 126 libras al ganar por tko al filipino Bernabe Concepción en el septimo asalto.

Los primeros cinco asaltos de la pelea se desarrollaron con muy poca acción, hasta que en los últimos dos, García puso presión y, con sus potentes derechas, derribó a Concepción en una ocasión y despues el árbitro Luis Pabón detuvo el combate.

Asimismo, en otras peleas, el boricua Jose "Chelo" González mejoró su invicto a 19-0 al ganar por fuera de combate en el septimo asalto al colombiano Hevinson Herrera en combate en las 135 libras (61 kilos).

Del mismo modo, el exolímpico puertorriqueño McWilliams Arroyo (11-1) obtuvo el campeonato latino de la OMB de las 112 libras (51 kilos) al derrotar por decisión unánime al mexicano Luis Maldonado (38-7-1) en pelea a diez asaltos.

Finalmente, Gamalier Rodríguez mejoró su marca a 18-2-3 al vencer por decisión unánime al filipino Allan Tanada, quien vio caer su record a 11-2-2.