El mexicano Orlando Salido retuvo el sábado su cetro de peso pluma de la OMB con su victoria por nocáut técnico sobre el retador puertorriqueño Juan Manuel López, al que derrotó por segunda ocasión en poco menos de un año.

Salido, de 31 años, consiguió el triunfo con un poderoso golpe de izquierda, que obligó al árbitro Roberto Ramírez a parar la pelea a los 32 segundos del inicio del décimo asalto, en el Coliseo Roberto Clemente.

Con la victoria, Salido puso su foja en 38-11-2, con 26 nocáuts, en tanto que la de López quedo 31-2, con 28 cloroformos.

"A eso vinimos (a ganar)", expresó Salido, quien recibió varias amonestaciones por golpear abajo del cinturón a su adversario.

Salido dijo que quiso mantener la presión constante sobre el zurdo López, quien lo había derribado en los segundos finales del quinto episodio con un derechazo potente.

Dos de los tres jueces tenían a López arriba sus tarjetas al término de la pelea.

En abril pasado, Salido había infligido a López, de 28 años, su primera derrota con otro nocáut técnico en el octavo episodio.

Asistieron a la pelea del sábado grandes boxeadores puertorriqueños como Félix "Tito" Trinidad e Iván Calderón, y los mexicanos Julio César Chávez, Jorge Arce y Juan Manuel Márquez, que vitorearon a los púgiles de su respectiva nacionalidad.

Los jueces fueron el puertorriqueño César Ramos, que reemplazó a Raúl Nieves, y los estadounidenses Michael Pernick y Dennis Nelson.

Durante el pesaje final del viernes, Salido dio en la báscula 57 kilogramos (126 libras) y López, 57 kilogramos (125,75 libras).

Salido, conocido por su poderosa mano derecha, había ganado sus dos peleas previas a la del sábado.

El mexicano derrotó en diciembre por nocáut técnico al filipino Weng Haya en el octavo episodio de una pelea en la que no estuvo en disputa el título y ganó en julio por nocáut técnico su primera defensa del campeonato al japonés Kenichi Yamaguchi, en el undécimo asalto.

En su anterior combate, López derrotó en octubre en el segundo episodio a Mike Oliver (25-3, ocho nocáuts), sin que estuviera en disputa título alguno.

Desde junio de 2006, López había ganado 16 de sus ultimas 18 peleas en combates que fueron detenidos por el árbitro.

Las peleas restantes fueron la derrota del año pasado ante Salido y una victoria por decisión unánime en octubre de 2009 sobre el tanzano Rogers Mtagwa, en la que López retuvo su título supergallo de la OMB por quinta y última vez antes de que subiera a la división de los 57 kilogramos (126 libras).