Individuos armados a favor del gobierno en Siria mataron por lo menos a 12 civiles — entre ellos niños — en la más reciente oleada de violencia que azota la ciudad de Homs, escenario de agitación política en el centro del país.

La prensa estatal siria confirmó las muertes de los civiles pero las atribuyó a "terroristas armados".

Al menos 12 personas perdieron la vida el domingo en la noche, dijo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña. Los Comités Locales de Coordinacion señalaron que 45 civiles fueron "asesinadas". Ambos grupos dijeron que había niños entre las víctimas fatales.

Homs ha sido una de las ciudades más asoladas por la violencia desde el inicio de la revuelta en marzo de 2011 contra el régimen del presidente Bashar Assad.

Las fuerzas del gobierno lo recuperaron a principios de marzo el control que tenían los rebeldes en diversos sectores de Homs, como Karm el-Zeytoun, donde fueron asesinados el domingo los civiles.

Los activistas difundieron en internet las fotografías de cinco niños desfigurados tras de que al parecer fueran golpeados con objetos filosos. Los cadáveres de al menos seis adultos estaban cubiertos con sábanas, según las imágenes.

El CLC y el Observatorio Sirio de Derechos Humanos dijeron el lunes que las muertes de los civiles fueron obra de individuos armados conocidos como "Shabinha", los cuales han tenido una participación importante en el aplastamiento de la revuelta que lleva un año.

El Observatorio solicitó a las Naciones Unidas que integre una comisión investigadora independiente para encontrar a "los responsables de las masacres y sentarlos ante la justicia".

Un funcionario no identificado dijo a la prensa estatal siria que grupos armados secuestran a civiles en Homs, los asesinan y los desfiguran para propiciar la condena internacional contra el régimen.