En medio de promesas de cambio, más trabajo y terminar con la alarmante violencia, los salvadoreños se aprestan a elegir el domingo a sus nuevas autoridades municipales y diputados a la Asamblea Legislativa.

Esta será la décima ocasión en que los salvadoreños concurrirán a las urnas para elegir sus gobernantes desde que el ex guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional y el gobierno suscribieron los acuerdos de paz que pusieron fin a 12 años de guerra civil en enero de 1992.

El Frente y la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) llegan como favoritos para las elecciones del domingo donde 4,5 millones de salvadoreños mayores de 18 años elegirán a 84 diputados a la Asamblea Legislativa y 262 consejos municipales.

En la contienda participan nueve partidos políticos, pero todas las encuestas señalan como favoritos al gobernante Frente y a la derechista Arena, la principal fuerza de oposición.

Las encuestas señalan en una tercera posición, pero lejos del Frente y de Arena, a la Gran Alianza por la Unidad Nacional formada por disidentes de Arena que dejaron el partido cuando purgaron al ex presidente Tony Saca.

Arena, que gobernó el país durante 20 años (1989-2009), recuperó la alcaldía capitalina en las elecciones de 2009 pero perdió la presidencia de la república y ahora buscar recuperar terreno en el campo municipal y legislativo donde el Frente es mayoría.

Todas las encuestas dan como favorito al alcalde Norman Quijano para mantener la alcaldía de San Salvador que ganó ampliamente en 2009, sacando al Frente de la comuna capitalina que había gobernado durante 12 años.

Quijano, de 65 años, es un odontólogo dedicado a la política que buscará su segundo período consecutivo. Seguro de la victoria, se ha negado a debatir con su adversario del partido oficialista.

El candidato del Frente es Jorge Schafik Handal, un ex guerrillero, hijo del fallecido líder histórico de la guerrilla salvadoreña Schafik Handal, que ha centrado su campaña en resaltar las promesas no cumplidas por Quijano.

La directora del Instituto de Opinión Pública de la Universidad Centroamericana (UCA), Jannet Aguilar, dijo que según la más reciente encuesta Quijano obtendría un 57,8% de votos frente a un 22% del candidato del Frente.

Las encuestas también ubican a Quijano como una de las figuras de Arena para aspirar a la presidencia de la república en los comicios de 2014.

Aguilar dijo que los estudios señalan una cerrada lucha entre el Frente y Arena en los comicios legislativos. En un lejano tercer lugar aparece la Gran Alianza por la Unidad Nacional con un 6,3% de intención de voto.

En las elecciones de 2009 el Frente ganó 35 diputados, tres más que en las elecciones de 2006, mientras que Arena se quedó con 32, dos menos que en los comicios anteriores. Pero tras la separación de Saca 14 diputados abandonaron el partido y fundaron la Gran Alianza, por lo que ahora Arena sólo cuenta con 18 legisladores.

Para la aprobación de leyes se necesitan los votos de 43 de los 84 diputados, mientras que la aprobación de préstamos internacionales y el presupuesto general de la república requieren una votación calificada de 56 votos.

Arena, que tenía bajo su control 148 de los 262 municipios, bajó a 120, mientras que el Frente de 58 pasó a gobernar 98. Concertación Nacional gobierna 33 municipios, el Partido de la Esperanza nueve y Cambio Democrático dos.

El Tribunal Supremo Electoral informó que unos 250 observadores extranjeros y más de 2.000 nacionales verificarán los comicios, mientras que 21.000 policías civiles y unos 5.000 militares estarán a cargo de la seguridad.