El eslovaco Peter Sagan aceleró en los metros finales y ganó el sábado la cuarta etapa de la carrera Tirreno-Adriático, mientras que el estadounidense Chris Horner se apoderó del liderato en la clasificación general.

Sagan cronometró 7 horas, 24 minutos, 50 segundos en la agotadora ruta de 252 kilómetros desde Amelia hasta Chieti, que culminó con un corto pero empinado ascenso hasta la meta.

El checo Roman Kreuziger arribó segundo, y el italiano Vincenzo Nibali fue tercero, ambos con el mismo tiempo que el ganador.

Danilo Di Luca, campeón del Giro de Italia en 2007, cruzó la meta cuarto, seguido por Horner.

Horner tiene siete segundos de ventaja sobre Kreuziger en la clasificación general, mientras que el australiano Cameron Meyer marcha tercero, a 13 segundos.