Las marcas de NASCAR en la autopista de Las Vegas cayeron una tras otra en la sesión clasificatoria del viernes.

Kasey Kahne impuso marca con el tiempo más rápido — 306,5 kph (190,456 mph) — para lograr la largada y superar lo que lo que ha sido un inicio decepcionante con Hendrick Motorsports. El colombiano Juan Pablo Montoya terminó en el lugar 29 con 300,5 kph (186,78 mph).

Kahne impuso su tiempo rércord en el escenario trioval de 2,41 kilómetros (1,5 millas) del Motor Speedway de Las Vegas (LVMS por sus siglas en inglés).

"No hemos tenido un inicio muy bueno, pero nuestros bólidos han sido fuertes", dijo Kahne, quien arrancará el domingo en posición de largada en la carrera de las 400 millas (643,7 kilómetros) en la pista LVMS.

"Nuestro equipo es fuerte, así que creo que estamos en un buen lugar. La forma para salir del bache es que califiquemos bien y no hacer errores. Creo que podemos hacer eso", apuntó.

Se han logrado mayores velocidades en la pista LVMS desde la reconfiguración que se le efectuó en 2007, incluidos aumentos de peralte, debido a lo cual fueron superadas diversas marcas. Matt Kenseth impuso en 2011 el tiempo marca más veloz de 303,9 kph (188,884 mph).

En la tarde de un clima cálido en el desierto, 15 pilotos superaron la marca de Kenseth, en antelación a lo que se prevé será el domingo una competición de mayor velocidad.