Tottenham sufrió el sábado su tercer revés en fila y abrió la puerta en la lucha por los dos últimos boletos a la próxima Liga de Campeones, mientras que Chelsea ganó para acercarse a su vecino de Londres y empatar en el cuarto puesto de la Premier.

Tottenham, tercero en la tabla de posiciones, cayó 1-0 ante Everton, un revés que permitió que Chelsea se acerque a cuatro puntos de los Spurs luego de su victoria 1-0 sobre Stoke con un gol de Didier Drogba, su número 100 en el fútbol inglés.

Fue el primer partido de Chelsea en la Premier desde el despido del técnico Andre Villas-Boas, y permitió a los Blues igualar en puntos con Arsenal, al menos hasta que los Gunners enfrenten el lunes a Newcastle.

El técnico interino de Chelsea, Roberto Di Matteo, ganó en su debut en la Premier, luego de arrancar con el pie derecho a mitad de semana con un triunfo por la quinta ronda de la Copa de la FA.

"Era importante conseguir este triunfo, tomando en cuenta los sucesos de la semana pasada", señaló Di Matteo. "Había algo de nerviosismo, pero ya vendrán mejores tiempos".

Villas-Boas fue despedido el fin de semana pasado por los malos resultados y lo reemplazó Di Matteo hasta el final de la temporada.

Con los líderes Manchester City y Manchester United en acción el domingo, toda la atención estaba en la lucha por los dos restantes puestos a la Champions.

Stoke jugó más de una hora con un futbolista menos tras la expulsión de Ricardo Fuller a los 25 minutos.

Drogba, que el domingo cumple 34 años, anotó con un pase de Juan Mata.

Liverpool, por su parte, perdió 1-0 ante Sunderland con un gol de Nicklas Bendtener y quedó a 10 puntos de Chelsea y Arsenal.

Queens Park Rangers sufrió una polémica derrota 2-1 ante Bolton, ya que el árbitro no le otorgó un gol en el que la pelota cruzó claramente la raya. El revés envió a QPR a la zona de descenso.

Bolton ganó con un gol de Ivan Klasnic a los 85 minutos.

"Obviamente, para nosotros fue un momento importante que no nos dieran ese gol", comentó el técnico de QPR, Mark Hughes. "No se puede subestimar la importancia de marcar primero".

Wolverhampton Wanderers se mantuvo en la zona de descenso tras caer 2-0 ante Blackburn, que contó con un doblete del canadiense Junior Hoilett.

El ascenso de Fulham en la tabla de posiciones fue detenido por un revés 1-0 ante Aston Villa.