Un tribunal superior suspendió una audiencia por homicidio programada para la próxima semana al ex dictador Manuel Noriega, recluido en una prisión panameña desde diciembre cuando fue extraditado de Francia.

El Organo Judicial informó el viernes mediante un edicto la suspensión de la audiencia programada para el 13 de marzo a Noriega y a otras dos personas más en el tribunal superior de la occidental provincia de Chiriquí.

"El juicio fue suspendido y el tribunal tendrá que señalar otra fecha", dijo a la AP el jurista Julio Berrios, uno de los abogados de Noriega.

La Corte Suprema de Justicia confirmó la suspensión y dijo que fue pospuesta debido a que está pendiente por resolver algunas peticiones formuladas en el expediente por parte de la defensa de Noriega. También señaló que las partes involucradas en el proceso no fueron notificadas a tiempo.

En el caso está implicado Noriega y a otros dos hombres más en el homicidio de Everett Clayton, un soldado estadounidense de origen panameño que desapareció en 1968, en Chiriquí. Para ese entonces Noriega era el jefe del cuartel de Chiriquí.

Berríos consideró que el proceso fue "desempolvado" en los últimos meses para montar un "espectáculo mediático". Recordó que uno de los tres implicados está prófugo y que otro fue juzgado por el mismo caso en septiembre de 2011 y está a la espera de la sentencia.

Recordó que Noriega fue extraditado a Panamá para cumplir con la condena por el asesinato del médico opositor Hugo Spadafora y por el homicidio del mayor Moisés Giroldi, ambos crímenes ocurridos durante la década de los ochenta y por los cuales Noriega fue sentenciado a penas de 20 años de cárcel, por cada uno.

"No hay que olvidar que en los trámites de extradición según el derecho internacional se establece que la persona que es extraditada sólo puede ser juzgada y condenada por los delitos que fue objeto de extradición", apuntó. "No se le pueden agregar nuevos delitos, nuevas condenas, nuevos procesos".

"Panamá tiene que archivar estos casos que no fueron objeto de la extradición", subrayó.

El ex dictador, de 77 años, llegó en diciembre extraditado desde Francia dos décadas después de que una invasión estadounidense lo sacó de Panamá, y tras pagar condenas por tráfico de drogas y blanqueo de capitales en prisiones en Estados Unidos y Francia, respectivamente.

Panamá repatrió a Noriega desde París para que enfrente las dos condenas por homicidio. Además, el ex gobernante también tiene otro caso pendiente, el proceso por la desaparición y asesinato del dirigente comunitario Heliodoro Portugal, ocurrida a comienzos de 1970.

Noriega se encuentra recluido en el centro penitenciario El Renacer, situado a orillas del Canal de Panamá a unos 40 kilómetros al norte de la capital. A comienzos de febrero fue trasladado a la sección de urgencias del hospital público Santo Tomás tras desvanecerse debido a un cuadro hipertensivo. Tras permanecer cuatro días hospitalizado regresó a la prisión.