Michael Schumacher llega a la última temporada de su regreso de tres años a la Fórmula Uno con mucha incertidumbres y pocas expectativas para su equipo Mercedes.

La decisión del legendario piloto alemán de salir del retiro en diciembre de 2009 inicialmente fue recibida con euforia, pero su regreso a las pistas hasta ahora no ha producido buenos resultados.

Schumacher es dueño de varios récords de la Fórmula Uno, incluyendo más campeonatos mundiales (7), más triunfos (91) y más poles (68). Sin embargo, en las dos temporadas con Mercedes, su mejor desempeño fue un cuarto lugar en el Gran Premio de Canadá.

Schumacher, de 43 años, redujo sus expectativas para la temporada de 2012 que comienza el 18 de marzo en el Gran Premio de Australia, y en la que su compatriota Sebastian Vettel es el favorito para ganar su tercer título mundial consecutivo.

"Es poco probable que gane, veo a Red Bull como el líder", comentó Schumacher. "Habrá una lucha difícil detrás de ellos, y puedes pasar de ser un héroe a no ser nadie en poco tiempo. Dependerá de los ajustes que se puedan hacer al vehículo para cada pista".

Schumacher fichó con Mercedes después que el fabricante alemán compró a Brawn, en ese momento el campeón mundial de constructores. Allí se reunió con Ross Brawn, el director técnico con el que ganó cinco títulos mundiales con Ferrari, y tuvo como compañero al alemán Nico Rosberg.

"Ambos pilotos pueden ganar, no me cabe la menor duda", dijo Brawn. "Tenemos que producir el vehículo. Creo que todavía no tenemos el vehículo, pero hemos mejorado comparado con hace 12 meses".

Schumacher usualmente termina entre los 10 primeros, pero nunca ha sido un reto serio para Red Bull, McLaren o Ferrari.

De todas formas, Schumacher se expresó entusiasta sobre su bólido W03 para la próxima campaña.

"Tiene potencial", dijo. "Todavía no tengo una idea clara. Lo que sí podemos decir que es no habrá tanta diferencia entre varios equipos".

Schumacher no sabe si 2012 será su última temporada detrás del volante.

"Eso no es importante en este momento, ni siquiera pienso en eso", señaló. "Lo importante ahora es concentrarse en entender el vehículo para tener una temporada positiva".