The Shins, una de las bandas predilectas por los seguidores del rock indie, regresa con un nuevo álbum, nuevos músicos y un sonido más animado que el cantautor James Mercer le acredita en parte a su tranquila vida familiar.

El cuarto disco de la agrupación, "Port of Morrow", sale al mercado el 20 de marzo en Estados Unidos, cinco años después de que el CD postulado al Grammy "Wincing the Night Away" debutara en el No. 2 del Top 200 de Billboard.

Mercer admite que le encantaría llegar esta vez al primer puesto, pues considera que eso colocaría a The Shins "allá arriba con las bandas más grandes de la historia".

Entre discos, Mercer se separó de los miembros originales de la banda y reclutó a nuevos músicos.

El vocalista defiende la movida argumentando que "cuando uno trabaja con alguien nuevo obtiene toda una nueva perspectiva de una canción".