Pakistán designó el viernes un nuevo director de inteligencia, lo que impone una cuota de incertidumbre en el trato de Estados Unidos con una agencia crucial para sus esperanzas de negociar un acuerdo de paz con el Talibán afgano y mantener la presión sobre al-Qaida.

El teniente general Zaheerul Islam reemplaza al teniente general Ahmad Shuja Pasha, quien ocupa el cargo desde el 2008 y debía retirarse el 18 de marzo. Descendiente de una familia militar y actualmente comandante del ejército en la ciudad de Karachi, Islam era considerado un candidato probable para el puesto.

Islam, quien entre 2008 y 2010 fue subdirector del poderoso Servicio Interno de Inteligencia, será un protagonista importante en todo esfuerzo paquistaní por conseguir que el Talibán afgano participe en negociaciones de paz para poner fin a la guerra. Agentes del Servicio ayudaron a edificar el Talibán afgano en la década del 90, y se cree que sus líderes están basados en Pakistán. Se considera que el Servicio tiene alguna influencia sobre ellos.

Aunque existen dudas sobre su lealtad, el Servicio también trabaja estrechamente con la CIA para rastrear y capturar a miembros de al-Qaida, que mantiene un centro de comando y entrenamiento cerca de la frontera afgana.

Las relaciones entre Estados Unidos y Pakistán se han deteriorado desde la misión estadounidense que mató a Osama bin Laden el año pasado, y quedaron reducidas a su mínima expresión desde noviembre, cuando los norteamericanos mataron por error a 24 soldados paquistaníes en la frontera con Afganistán. La cooperación de inteligencia entre los dos países ha continuado pese a las tensiones, dijeron funcionarios de ambos países.

El Servicio es controlado por el ejército, que establece las políticas en consulta con el gobierno electo.

Como tal, la designación de Islam presumiblemente no significará un cambio mayor en la política paquistaní, pero tener un nuevo hombre a cargo inevitablemente plantea un grado de incertidumbre en el trato de Estados Unidos con la agencia de espionaje. El actual titular del ejército, general Ashfaq Pervez Kayani, se retira en octubre del 2013.