Un hombre fue detenido como sospechoso de haber lanzado el viernes dos pequeños artefactos explosivos hacia uno de los patios externos del palacio presidencial sin que provocara daños.

La secretaría de prensa de la casa de gobierno informó que por las primeras investigaciones el incidente no tuvo relación con protestas callejeras que se registraron en la ciudad en la jornada e identificó al detenido Leonel Díaz, un soldado profesional retirado desde el año 2000.

Díaz, que fue pensionado en el 2004 por problemas mentales, fue llevado a la sede central de la Fiscalía para establecer las razones de su actuación. Portaba dos pequeños envoltorios de papel llevando pólvora pirotécnica o negra, la usada en fuegos artificiales, agregó la secretaría de prensa sin ofrecer otros detalles.

Ni el presidente Juan Manuel Santos, que no estaba en palacio sino en viaje hacia una ciudad del extremo sur del país, ni los jefes de seguridad de la Casa de Nariño, la sede de gobierno ubicada en el centro de la ciudad, comentaron el caso de inmediato.

El incidente se produjo durante una jornada en que algunos manifestantes encapuchados en el norte de Bogotá lanzaron piedras contra buses y estaciones del sistema de transporte masivo de la ciudad, llamado Transmilenio.

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, dijo en una conferencia de prensa que fue un movimiento de "vándalos" que robó boletas y dineros de las recaudaciones de las estaciones de Transmilenio.

Hubo al menos 10 heridos leves --dos de ellos policías-- y alrededor de 60 personas fueron detenidas. El alcalde dijo que fueron destruidas cinco de las 114 estaciones que dispone el sistema.

"Esto no es un movimiento espontáneo de usuarios...esto es para provocar unos efectos políticos", agregó Petro.

Las unidades antimotines dispersaron con gas lacrimógenos a varios grupos de manifestantes, dijo Palomino.

La protesta comenzó temprano por parte de usuarios de Transmilenio y que se quejan por retrasos y la acumulación de pasajeros en los buses, pero que derivó en que estudiantes y manifestantes encapuchados realizaran desmanes.