BRASILIA — El índice inflacionario de Brasil desaceleró en febrero comparado con el mes anterior a 0,45%, para un acumulado de 5,84% en los últimos 12 meses, informó el viernes el organismo oficial de estadística.

Con ello, la inflación se acercó al centro de la meta oficial de 4,5% para 2012, después de que en enero el acumulado de los últimos 12 meses había alcanzado 6,22%, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística. La meta oficial tiene un margen de tolerancia de dos puntos porcentuales hacia arriba o abajo.

El Indice Nacional de Precios al Consumidor Amplio, principal indicador inflacionario de Brasil, había alcanzado 0,56% en enero. El índice cerró 2011 en 6,5%, el tope de la meta oficial.

Según el instituto de estadística, la reducción inflacionaria de febrero se debió a la caída en precios de los grupos alimentos y bebidas, transportes y combustibles, artículos de residencia y comunicación.

El índice es usado por el Banco Central como parámetro para definir variaciones en la tasa referencia de intereses Selic, que esta semana fue reducida a 9,75% anual.

La inflación de febrero mostró una reducción fuerte desde el mismo mes de 2011, cuando alcanzó 0,8%.

El índice inflacionario brasileño creció en el primer semestre del año pasado presionado por las altas internacionales en los precios de alimentos, pero comenzó a disminuir en la segunda mitad y ha mantenido la tendencia este año.