Rechazando los pedidos de que desista de contender por la candidatura presidencial republicana, Newt Gingrich insistió el viernes que seguirá en carrera aunque pierda las dos primarias sureñas del martes próximo.

"Creo que tenemos buenas probabilidades de ganar" en Alabama y Misisipi, dijo el ex presidente de la Cámara de Representantes a la Associated Press. "Pero quiero dejar establecido de una vez por todas que iremos a Tampa".

Gingrich dijo que proseguirá su campaña hasta la Convención Nacional Republicana en agosto en Tampa, Florida, aunque no tenga los 1.144 delegados necesarios para obtener la candidatura.

Horas antes, un colaborador estrecho había dicho que Gingrich debe ganar los dos estados para conservar posibilidades de ganar.

Preguntado si debe ganar esos dos estados, Gingrich respondió, "no".

Gingrich dedicó la semana a viajar entre Misisipi y Alabama. Canceló un viaje a Kansas, que el sábado elige sus delegados en asambleas partidarias, para concentrarse en el sur.

Hasta ahora sólo ha ganado en dos estados: Carolina del Sur en enero y Georgia — del que fue representante en el Congreso en Washington durante 20 años — el martes pasado.