Antropólogos guatemaltecos informaron el viernes que han encontrado los restos de 34 víctimas indígenas de la Guerra Civil en la exhumación que realizan en la región norte del país.

"Se han excavado cinco fosas en las que se encontraron en la primera 10 personas. Mientras que en las fosas dos, tres y cuatro se encontraron varios huesos (que pertenecen) por lo menos a una persona, pues estas (fosas) fueron saqueadas, dijo a The Associated Press en entrevista telefónica el jefe del grupo de antropólogos de la Fundación de Antropología Forense de Guatemala Leonel Díaz.

"Ya en la ultima fosa van 23 osamentas recabadas", agregó.

Según Díaz, aún no se ha podido establecer la causa de muerte de estas personas. "No parece ser una masacre, creemos que fue el lugar donde enterraron a personas que mantuvieron detenidas en el destacamento", explicó.

La Fiscalía de Derechos Humanos y la Asociación de Detenidos-Desaparecidos de Guatemala comenzaron a solicitar la excavación del área desde el año 2000, tras el volumen de denuncias interpuestas por familiares.

Las excavaciones comenzaron esta semana en el destacamento militar ubicado en Cobán, en el departamento de Alta Verapaz y a 100 kilómetros al norte de la capital, con el fin de recabar entre 200 y 300 cuerpos de víctimas del conflicto interno armado que concluyó tras 36 años en 1996.

El destacamento funciona hoy día como base de entrenamiento de fuerzas especiales militares que apoyan en misiones de paz a nivel internacional.