El campeón mundial Mark Cavendish ganó el jueves la segunda etapa de la carrera Tirreno-Adriático con un sprint hasta la meta, mientras que el australiano Matthew Goss conservó el liderato de la clasificación general.

Cavendish marchaba quinto a unos cientos de metros de la meta, pero aceleró en la etapa final para conquistar la etapa.

El ciclista del equipo Sky cronometró 6 horas, 32 minutos, 32 segundos en la etapa mayormente plana de 230 kilómetros desde San Vincenzo hasta Indicatore. El tricampeón mundial Oscar Freire arribó segundo, seguido por el estadounidense Tyler Farrar, ambos con el mismo tiempo que Cavendish.

La tercera etapa del viernes es un recorrido de 178 kilómetros desde Indicatore hasta Terni.