Personal de seguridad armado con fusiles M16 y ametralladoras montaron el jueves retenes carreteros en Jamaica y detuvieron a decenas de jóvenes como parte de medidas de fuerza en un barrio marginado donde una niña de 13 años, dos ancianos y otras tres personas murieron durante un supuesto enfrentamiento a disparos entre policías y hombres armados.

Residentes del barrio bajo Denham Town en West Kingston culparon a los policías por los homicidios ocurridos el lunes. El área ha estado bajo toque de queda en medio de un operativo de seguridad en curso para decomisar armas ilegales y detener fugitivos.

Grupos defensores de los derechos humanos acusaron a la Policía de usar disparos desenfrenados por toda Jamaica que han causado 45 muertes en las 10 primeras semanas del año. Un total de 21 personas murieron por balas de la Policía en los primeros seis días de marzo.

Los asesinatos, en particular la muerte — en fuego cruzado — de Nicketa Cameron, una niña de 13 años del barrio de Denham Town quien amaba bailar y esperaba convertirse en soldado cuando creciera, ha causado indignación entre residentes y activistas en el país y el exterior.

"El problema es que la Policía continúa ingresando a comunidades pobres marginadas como si cada uno allí fuera un sospechoso de delito", dijo Chiara Liguori, investigador caribeño para Amnistía Internacional.

Es "inaceptable en cualquier sociedad que la fuerza policiaca deba recurrir a ese nivel de violencia para controlar a la delincuencia", dijo a su vez el grupo activista Jamaicanos por la Justicia.

En su edificio de apartamentos en Denham Town, que tiene apariencia de madriguera, la madre de Nicketa y tías afirmaron las perforaciones de balas en la cerca de lámina metálica de 2,4 metros de alto (ocho pies) y dijeron que la Policía disparó indiscriminadamente a través de ella durante la operación del lunes. Se retiró otro segmento de la cerca metálica con más perforaciones de bala como evidencia.

Nicketa estaba de pie junto a una lavadora de ropa en un pasillo estrecho de frente hacia la calle cuando fue asesinada de un balazo en la cabeza durante un enfrentamiento armado que duró aproximadamente 40 minutos. La familia insiste en que los disparos fueron realizados por la Policía.

___

Siga a David McFadden por Twitter en: http://twitter.com/dmcfadd