El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, Ricardo Teixeira, tomará una licencia por razones médicas, según informó la prensa local.

Teixeira, presidente del comité organizador local del Mundial de 2014, solicitó la licencia el jueves, informó el periódico O Globo en su sitio de internet.

Los presidentes de las federaciones de los estados de Sao Paulo y Rio Grande do Sul dijeron que la CBF les comunicó sobre la licencia de Teixeira, añadió la versión. No se revelaron detalles acerca de las causas médicas.

"Hay que cuidarse cuando uno está enfermo", dijo Marco Polo Del Nero, presidente de la federación de Sao Paulo. La versión también citó a Francisco Noveletto, jerarca de la federación de Rio Grande do Sul.

Teixeira, presidente de la CBF desde 1989, se ha mantenido en el puesto a pesar de protestas y exhortaciones para que renuncie en medio de acusaciones de irregularidades y corrupción en Brasil y el extranjero.

La acusación más reciente trascendió el mes pasado cuando el diario Folha de S. Paulo informó que los fiscales encontraron pruebas que vinculan a Teixeira con una empresa que organizó un amistoso entre las selecciones de Brasil y Portugal en 2008. La empresa es investigada por irregularidades en la organización del partido.

Algunas federaciones habían expresado en público su deseo para que Teixeira dejara el cargo, pero han mantenido diferencias sobre su sucesor.

Del Nero dijo a O Globo que el primer vicepresidente, José María Marín, asumirá el cargo de manera interina.

Marín, ex gobernador del estado de Sao Paulo, tampoco está librado de polémicas

A comienzos de año apareció en un vídeo en el que aparece cuando se guarda en el bolsillo una medalla a los campeonos de un torneo Sub18 en Sao Paulo. El dirigente explicó después que le habían concedido esa medalla y no fue acusado de ninguna irregularidad.