La empresa china que impugna en tribunales que Apple utilice el nombre de iPad exigió el jueves se suspendan la venta y distribución de los aparatos en China, en tanto que amenazó con adoptar "medidas severas" en caso de cualquier infracción de la marca.

La firma Shenzhen Proview Technology presentó su postura en una carta abierta dirigida a los vendedores y distribuidores de las tabletas iPad en China.

En su carta, la empresa afirma que cualquier uso del término "IPAD" o marcas similares constituye una infracción a los derechos de Proview. La firma dijo que adoptará las "medidas más severas" como acciones judiciales en los ámbitos civil y penal.

Apple Inc. asegura que en 2009 compró a Proview los derechos mundiales de la marca registrada iPad. Provie asegura que la venta de la marca excluía la comercialización de la misma en la parte continental de China.

Un tribunal en China tramita la apelación que presentó la firma Apple contra un fallo adverso previo en torno a los reclamos de la misma sobre la marca registrada.