Críticos del cierre de numerosas iglesias en la diócesis católica de Cleveland pidieron el jueves al obispo aplicar un fallo extraordinario del Vaticano y reabrir de inmediato 13 parroquias.

El obispo Richard Lennon debe decidir si cumple con el fallo de la Congregación para el Clero Vaticano o lo apela ante la máxima corte eclesiástica.

El vocero Robert Tayek dijo el jueves que el obispo tiene copias no certificadas del fallo, pero debe esperar a que lleguen los documentos autorizados desde el Vaticano para opinar. Lennon tiene 60 días para apelar.

Patricia Schulte-Singleton, líder del grupo Católicos en Peligro que se opone a las clausuras, le pidió a Lennon reunirse con los parroquianos afectados y reabrir las iglesias.

"Pienso que será por su bien y el de la diócesis", dijo la líder.

FutureChurch, una coalición con sede en Cleveland que aboga por dar una mayor voz a los católicos, pidió a Lennon evitar cualquier apelación y restablecer las iglesias afectadas.

"Esperamos que la diócesis escuche el llamado de los feligreses y se reconcilie comprometiéndose con ellos en la planificación para restablecer sus iglesias locales", dijo la hermana Chris Schenk, líder de FutureChurch, en un comunicado por correo electrónico.

La decisión del Vaticano representa una inusual postura en la que Roma revirtió la decisión del obispo por el cierre de las iglesias. La Congregación para el Clero determinó que Lennon no cumplió con la ley eclesiástica al ordenar las clausuras hace tres años.

Las 13 parroquias están entre las 50 cerradas o fusionadas por Lennon, quien dijo que la diócesis de ocho condados ya no podía mantenerlas abiertas debido al menguante número de feligreses y la falta de sacerdotes.