Pakistán presentó cargos contra tres viudas de Osama bin Laden por entrar y vivir ilegalmente en el país, dijeron el jueves autoridades.

Las tres mujeres han estado detenidas en Pakistán desde mayo, cuando un comando estadounidense irrumpió en la casa donde se alojaban ellas, bin Laden y varios de sus niños. Los efectivos mataron a bin Laden.

El ministro del Interior Rehman Malik dijo que las tres fueron acusadas en un tribunal, pero no dijo cuándo. No se sabe con precisión si tenían abogado.

Los niños estaban en libertad de salir del país, dijo, pero podían quedarse con sus madres durante el juicio.

Hashmat Habib, un experto legal, dijo que la pena máxima que podría imponerse a las mujeres era de cinco años de prisión. Uno de los familiares de las viudas ha visitado Pakistán recientemente para pedir a las autoridades que las dejen salir del país, según reportes. La decisión de acusarlas podría ser una parte formal de ese proceso.

Se sabe que una de las mujeres es de Yemen y otra, de Arabia Saudí. La nacionalidad de la tercera no se sabe con precisión.

Bin Laden vivió en el poblado paquistaní de Abotabad por unos cinco años antes de que la CIA diera con él. La incursión unilateral estadounidense en la que murió bin Laden fue motivo de humillación y enfado para el ejército de Pakistán, que enfrentó cuestionamientos por no estar al tanto de la presencia del hombre más buscado del mundo en las cercanías de una base militar.

Un comité gubernamental investiga el asunto, pero pocos esperan que se resuelvan muchas preguntas. Sus miembros han entrevistado a las viudas.

El mes pasado, el gobierno destruyó la vivienda que ocupaban los bin Laden.