Un británico y un italiano que estaban secuestrados en Nigeria murieron antes de que fueran liberados en una operación de rescate efectuada por efectivos británicos y nigerianos, dijeron el jueves autoridades.

El gobierno de Gran Bretaña dijo que los hombres fueron asesinados por sus captores, mientras que un funcionario nigeriano dijo que al parecer murieron en el fuego cruzado durante el intento de rescate.

Chris McManus y Franco Lamolinara fueron secuestrados en mayo. Ambos habían estado trabajando en un proyecto de construcción de un banco en Nigeria, un país que ha experimentado un aumento en la violencia relacionada con el grupo extremista islámico Boko Haram.

El primer ministro británico David Cameron dijo que luego de meses de desconocer el paradero de los hombres, las autoridades del Reino Unido recibieron "información creíble sobre su ubicación".

Dado que suponían que las vidas de los hombres estaban "en creciente e inminente peligro", se montó una operación de rescate, dijo.

Las circunstancias exactas de la muerte de los hombres eran imprecisas.

Cameron dijo que "los primeros indicios apuntan a que ambos hombres fueron asesinados por sus captores antes de que pudieran ser rescatados", pero un alto funcionario de seguridad en Nigeria dijo que los rehenes murieron en el fuego cruzado. El funcionario pidió no ser identificado porque no estaba autorizado a hablar con periodistas.

El intento de rescate ocurrió en Sokoto, una tranquila ciudad del noroeste de Nigeria. Un reportero de The Associated Press en el lugar dijo que el ejército rodeó una casa y que se escucharon disparos durante la tarde y noche del jueves.