Milan navega con las velas desplegadas en el primer lugar del campeonato italiano, pero en aguas agitadas después de la humillante derrota 3-0 en la casa del Arsenal por la Liga de Campeones.

Aunque igual avanzó a los cuartos de final porque en San Siro se había impuesto por 4-0, el mal humor se coló dentro del club, que corrió el peligro de ser eliminado y jugó su peor partido de la temporada.

El mas molesto fue el atacante Zlatan Ibrahimovic que, según versiones de la Gazzetta dello Sport, tuvo un serio enfrentamiento con el técnico Massimiliano Allegri.

Ibrahimovic sostuvo que "si juegas en un gran club como el Milan, esto no puede suceder. Se puede perder de muchas maneras, pero como perdimos esta vez, no es aceptable".

Tampoco le gustó que le pusieran dos atacantes pegados a sus costillas: "Con el tridente no me encuentro bien, me sentí fuera de posición todo el tiempo que jugamos con tres atacantes".

De todos modos, a nivel nacional tiene un compromiso menos complicado el fin de semana porque recibirá en San Siro al Lecce, que está en el antepenúltimo lugar.

Sólo la desesperación de un club que se encuentra entre los tres candidatos a descender a la Serie B podría crearle algún problema a los rossoneri.

Pero lo más importante para el Milan es que se sacó de encima después de mucho tiempo la compañía de Juventus.

La Juve apenas consiguió un empate 1-1 el miércoles con el Bologna, en un partido que había sido pospuesto por mal tiempo, con lo cual quedó a dos puntos del Milan, 54 contra 52, cuando faltan 12 fechas para el final del campeonato.

La Juve es el único equipo invicto, pero cuenta con 13 empates en su bitácora, entre ellos cuatro en los cinco últimos encuentros.

A la Vecchia Signora da la impresión que se le está acabando el combustible y ahora corre el riesgo de que la Lazio le arrebate el segundo lugar, que da acceso directo a la Liga de Campeones, a diferencia del tercero que debe pasar por los preliminares. Irá a jugar con el Genoa.

Lazio tiene 48 puntos y está con la moral muy alta porque viene de ganar el derbi con la Roma, su rival histórico, partido que por su importancia se considera casi como una final. Enfrentará al Bologna.

Udinese, que espera conquistar el tercer puesto, marcha cuarto con 46 unidades y visitará al Novara, penúltimo con 17.

Tras perder a Alexis Sánchez, que se fue al Barcelona, el Udinese disputará los últimos partidos del torneo sin el otro chileno, Mauricio Isla, que sufrió una grave lesión a la rodilla que lo obligó a someterse a una operación. Su ausencia en la mitad de la cancha se ha notado.

El Inter, en el que su técnico Claudio Ranieri está en la cuerda floja en medio de una pésima campaña, irá a jugar con el Chievo.

El viernes arranca la nueva fecha del calcio justamente con Chievo-Inter y Napoli-Cagliari.

El sábado jugarán Palermo-Roma y el domingo Atalanta-Parma, Catania-Fiorentina, Cesena-Siena, Genoa-Juventus, Lazio-Bologna, Milan-Lecce y Novara-Udinese.