Las autoridades estatales dijeron que una mujer de Detroit, que ganó un millón de dólares en la lotería pero siguió recibiendo cupones de alimentos dentro del programa de asistencia pública para los menesterosos, ha dejado de obtener esa ayuda.

El Departamento de Servicios Humanos de Michigan dijo el miércoles que la ganadora de la lotería ha dejado de recibir cupones. La semana pasada la estación de televisión WDIV-TV dijo que Amanda Clayton, de 24 años, reconoció que seguía recibiendo unos 200 dólares al mes en cupones de alimentos tras obtener el premio el 24 de septiembre.

Su madre, Euline Clayton, dijo al diario The Detroit News que su hija no cometió violación alguna de la ley.

La legislatura de Lansing, la capital del estado, estudia un proyecto de ley que requeriría a los ganadores de lotería considerar esos premios en la concesión de ayuda de beneficencia, especialmente después que un residente del condado de Bay reconoció el año pasado que siguió recibiendo cupones de alimentos pese a ganar dos millones de dólares en la lotería en el 2010.