Un juez egipcio suspendió el juicio a 16 estadounidenses y otros 27 empleados de grupos sin fines de lucro acusados de fomentar desórdenes, minutos después que se había reanudado el proceso en El Cairo.

Ninguno de los acusados estadounidenses comparecieron en la corte el jueves y sólo estaban 14 de los 16 acusados egipcios asistieron.

El juez Makram Awad ordenó a la fiscalía a que garantice que todos los acusados estén presentes en la próxima audiencia, prevista para el 10 de abril.

El caso ha precipitado las relaciones egipcio-estadunidensee a su peor punto en 30 años y ha conllevado a amenazas de Estados Unidos a recortar la ayuda a Egipto de 1.500 millones de dólares

La crisis amainó cuando Egipto suspendió la prohibición de viaje a los acusados estadounidenses pero la medida provocó furor dentro del país, con los generales en el gobierno que cedieron ante la presión estadounidense y de interferir en el trabajo del poder judicial.