Se necesita hacer más para alejar a los jóvenes del tabaquismo, con medidas que prohiban fumar y aumentos en el impuesto a los cigarrillos y otros productos, dijo el jueves en un comunicado la principal autoridad sanitaria de Estados Unidos.

La oficina de esa autoridad (conocida en inglés como Surgeon General) indicó que prácticamente uno de cada cinco adolescentes fuma, una reducción respecto de décadas pasadas, aunque la tasa de disminución se ha vuelto más lenta.

Consideró particularmente importante evitar que los jóvenes consuman tabaco porque aquellos que comienzan a fumar desde adolescentes pueden incrementar las probabilidades de tener una adicción de largo plazo.

También pueden sufrir rápidamente una reducida función pulmonar, crecimiento irregular de los pulmones, enfermedades tempranas del corazón y otros problemas de salud como asma.

Más de 80% de los fumadores comenzó a la edad de 18 años y 99% de los fumadores adultos en Estados Unidos comenzó en promedio a los 26 años, de acuerdo con el reporte de 920 páginas, que es la primera evaluación completa sobre el uso que los jóvenes dan al tabaco por parte de la oficina en casi dos décadas.

"Para acabar con esta epidemia necesitamos enfocarnos en lo que podemos prevenir y donde podemos ver el mayor efecto, y esto es con los jóvenes", dijo Regina Benjamin, directora de la oficina en entrevista con The Associated Press. "Queremos asegurarnos que nuestra siguiente generación esté libre de tabaco y pienso que podemos".

El reporte detalla aspectos del tabaquismo juvenil, impactos a la salud, publicidad de los cigarrillos y esfuerzos de prevención, y las autoridades esperan que la información robustezca los esfuerzos antitabaquismo e incite el activismo del público para reducir las muertes y enfermedades causadas por fumar.

El reporte también recomienda campañas antitabaquismo y aumentar las restricciones que impone la Agencia de Medicamentos y Alimentos para reducir el consumo e implementar otras formas de prevenir que los adolescentes y adultos jóvenes utilicen productos del tabaco.

Altria Group, dueña de Philip Morris USA, la empresa con sede en Virginia que más cigarrillos fabrica en Estados Unidos y distribuye la conocida marca Marlboro, dijo el jueves en un comunicado que está de acuerdo en no vender tabaco a los niños y que la promoción de sus productos se enfoca a los adultos a través de avisos directos y en tiendas para alertar de las restricciones de edad.

___

En internet:

http://www.surgeongeneral.gov

___

Michael Felberbaum está en Twitter como @MLFelberbaum