La UEFA abrió un expediente disciplinario contra el técnico de Arsenal, Arsene Wenger, por sus comentarios sobre el árbitro que pitó el martes en la eliminación de su equipo ante el Milan en la Liga de Campeones.

La UEFA indicó el miércoles que Wenger encara una acusación por conducta inapropiada. Todavía no hay fecha para la ausiencia, pero la próxima reunión del comité disciplinario es el 29 de marzo.

Wenger encara su tercera suspensión en un año.

El francés acusó al árbitro esloveno, Damir Skomina, de pitar demasiados tiros libres a favor del Milan el martes, cuando Arsenal se impuso 3-0 en el partido de vuelta de su serie por los octavos de final. El club italiano avanzó con un marcador global de 4-3.

Wenger discutió con los asistentes de Skomina después del silbatazo final.