Tony Parker aportó 32 puntos y los Spurs de San Antonio le propinaron el miércoles a los alicaídos Knicks de Nueva York una tercera derrota consecutiva al vencerlos por 118-105 para acrecentar la frustración de Carmelo Anthony y sus compañeros.

Manu Ginóbili y Tim Duncan agregaron 17 puntos cada uno en el segundo partido del argentino Ginóbili después de ausentarse dos semanas por una distensión en un músculo abdominal.

Al igual que los Knicks hace algunos partidos, los Spurs han recuperado finalmente su fortaleza, pero con un mejor trabajo en la combinación de rotaciones y en la integración del equipo.

Ginóbili tuvo también seis asistencias y cuatro tableros durante 25:35 minutos, en tanto el brasileño Tiago Splitter sumó 10 unidades, cuatro rebotes y dos asistencias en 18:08 minutos.

Anthony encabezó a Nueva York con 27 puntos.

Los Knicks han perdido seis de nueve. Ya se parecen poco al equipo que resurgió de la mano de Jeremy Lin antes del receso por el juego de estrellas, y el retiro de Landry Fields de la alineación titular antes del partido no ayudó mucho.

Lin surgió de la nada el mes pasado y le dio a los Knicks el juego de armador que tanto necesitaban. Lin terminó con 20 puntos, tres rebotes y cuatro asistencias.