Seis soldados británicos se presumen muertos después de que una explosión alcanzara el vehículo armado en el que viajaban en el suroeste de Afganistán, dijo el miércoles el Ministerio de Defensa británico.

De confirmarse, sería la mayor pérdida de fuerzas británicas en ese país desde un accidente aéreo en 2006.

Los soldados patrullaban en la provincia de Helmand al momento de la explosión el martes por la noche. El ejército no explicó el motivo por el que no pueden confirmar si los soldados están muertos.

"Este trágico incidente nos recuerda los peligros que están enfrentando diariamente los hombres y mujeres de nuestras fuerzas armadas emplazadas en Afganistán", dijo el secretario de Defensa Philip Hammond. "Mis pensamientos están con los familiares y amigos de los seis houghts are with the families and friends of the six soldiers who are missing, believed killed and also with their colleagues, both in Afghanistan and the UK, whose brave work continues or is about to start."

Estas muertes serían la pérdida más grande de vidas británicas en un solo en Afganistán desde la aeronave Nimrod que se estrelló en 2006, dejando 14 efectivos muertos. Sería el número más grande de fatalidades en una operación terreste británica.

En Londres, el primer ministro británico David Cameron dijo que "un desesperadamente triste día para nuestro país".

En lo que va del año, 54 soldados de la OTAN han sido muertos en Afganistán, incluyendo 38 de Estados Unidos y cuatro británicos.

Las familias de los soldados han sido informados.