El partido del Congreso, que gobierna en India, tuvo el martes un severo revés en una crucial elección estatal, situación que podría dejar malparado al gobierno en los últimos dos años de su periodo debido a las dificultades que atraviesa.

Ante los resultados preliminares que colocan al partido del Congreso en cuarto lugar en Uttar Pradesh, el dirigente de esa fuerza política, Rahul Gandhi, ha reconocido la derrota.

Gandhi, considerado posiblemente el próximo candidato a primer ministro de su partido, ha puesto en peligro su reputación con su campaña incesante en el estado más poblado de India.

"Yo encabezaba esta campaña y era la persona que estaba al frente. La responsabilidad es mía", dijo Gandhi, quien señaló que su partido tuvo una pobre organización en el estado.

Mayawati, dirigente dalit, de la casta más baja, que es el ministro jefe del estado, también sufrió una aplastante derrota debido a que la victoria del Partido Samajwadi socialista era firme lo suficiente para permitirle la formación de un gobierno por su propia cuenta.

"Las personas se alzaron sobre las castas y la religión para votar por el Partido Samajwadi y es por eso es claro que nos enfilamos hacia la mayoría", dijo el martes Akhilesh Yada, máximo dirigente del partido, mientras continuaba el escrutinio.

El partido logró 224 de los 403 bancas del estado, según la cuenta final preliminar que difundió el miércoles la Comisión Electoral.

___

Naqvi informó desde Nueva Delhi.