El líder supremo iraní ordenó el miércoles la creación de una oficina supervisora de internet que incluye a importantes figuras militares y políticas en el intento más decidido del gobierno por controlar la red.

El anuncio del miércoles sobre el estado de los medios sigue a una serie de operativos ambiciosos en el ciberespacio, que incluyen esfuerzos para bloquear páginas de internet y la creación de equipos especiales para lo que Irán llama su "guerra blanda" contra Occidente y sus aliados.

Irán acusa a Israel de propagar un virus informático descubierto en 2010, el cual tenía como objetivo equipo para enriquecer uranio.

La orden del líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei no da más detalles sobre el nuevo grupo. Pero éste incluye a poderosas personalidades en materia de seguridad como el ministro de inteligencia y el comandante de la Guardia Revolucionaria.