Juventus tropezó el miércoles en su intento por alcanzar al Milan en la cima de la Serie A italiana al empatar 1-1 con el Bologna, en la reposición de un partido que fue suspendido por mal tiempo.

Cuando faltan 12 fechas para el final del campeonato, Milan tienen 54 puntos, dos más que la Juve, que se mantiene invicta pero con 13 empates.

Bologna pasó sorpresivamente adelante a los 17 minutos con un gol de Marco Di Vaio, al recibir un balón con ventaja del uruguayo Gastón Ramírez.

El atacante serbio Mirko Vucinic igualó por la Juve a los 58, tras un pase de Andrea Pirlo, en el partido jugado en Bolonia.

Cuando estaba atacando con mayor fuerza en búsqueda del triunfo, Juventus sufrió la expulsión de Leonardo Bonucci a los 84 minutos.

La Vecchia Signora no pudo contar con dos pilares de su defensa, Giorgio Chiellini y Andrea Barzagli, ambos lesionados, pero recuperó al volante chileno Arturo Vidal, que no jugó el encuentro anterior por estar suspendido.

El ataque tampoco funcionó bien con Vucinic, que se vio solo en el gol, y Marco Borriello.

También a los 77 fue expulsado el técnico juventino, Antonio Conte, por protestar contra una decisión del árbitro.

Bologna defendió bien el empate, y sus contragolpes fueron más peligrosos que los ataques de Juventus.

Por su parte, Cesena logró un empate de 0-0 con el Catania a pesar que jugó una buena parte del partido con un hombre menos por la expulsión del jugador checo Daniel Pudil a los 21 minutos.

El argentino Sergio Almirón del Catania fue expulsado a los 90 minutos por un amago de cabezazo contra un adversario, quien se arrojó al suelo como si hubiera sido golpeado.

En el otro encuentro jugado el miércoles, Parma y Fiorentina empataron 2-2.

Los goles del Parma fueron de Stefano Okaka (28 minutos) y Sebastian Giovinco (87, de penal) y los de la Fiore del serbio Matija Nastasi (60) y Alessio Cerci (71).