Inmigrantes hispanos, rusos, árabes y asiáticos anunciaron el miércoles una acción conjunta de presión al gobierno del estado de Nueva York para que éste defienda sus derechos y ayude a financiar la educación de jóvenes sin papeles.

Cientos de inmigrantes planean viajar el 14 de marzo a la capital del estado, Albany, con el objetivo de hacerse oír en las calles, al exigir protección a servicios de ayuda, menor colaboración entre policías federales y locales en asuntos migratorios y la aprobación del Dream Act en Nueva York, entre otras cosas.

"No es una protesta", dijo Chung-Wha Hong, directora de la Coalición de Inmigrantes de Nueva York durante una rueda de prensa. "Es una demostración de fuerza, para mostrar cuántos somos. Es la mayor concentración de líderes inmigrantes ante los políticos de Albany".

Los activistas de la Coalición dijeron que durante el llamado "Día de Acción de los Inmigrantes" aproximadamente 1.200 de ellos se agruparán en el centro de Albany con pancartas y después se reunirán con unos 70 legisladores para hablar de asuntos que les afectan.

La Coalición está formada por casi 200 grupos, sindicatos y organizaciones en el estado que se dedican a ofrecer servicios de todo tipo a inmigrantes.

Una de sus principales demandas es la aprobación del Dream Act en Nueva York, una propuesta que permitiría que el gobierno estatal ofreciera ayuda financiera y becas universitarias a jóvenes inmigrantes sin autorización para residir en Estados Unidos.

La mayoría de estos jóvenes fueron traídos al país por sus padres de forma ilegal cuando eran niños. Se calcula que unos 2.000 estudiantes que acuden a clases en universidades estatales y de la ciudad de Nueva York serían beneficiados por la medida, según un informe reciente de la Federación a Favor de una Reforma Migratoria (Federation for American Immigration Reform).

Otra de las peticiones es la ayuda y financiación de exámenes especiales para que adolescentes inmigrantes se gradúen de la enseñanza secundaria y avancen hacia la universidad.

"La educación es un aspecto clave que nos ayuda a una vida mejor", dijo Leticia Alanis, representante de la organización La Unión. "Vamos a Albany para intentar abrir más oportunidades".

Grupos como El Centro del Inmigrante, la Asociación Arabe-Estadounidense de Nueva York o el grupo Haitianos-Estadounidenses Unidos para el Progreso pedirán también una "clara separación" entre las agencias policiales locales y las federales que se dedican a aplicar las leyes migratorias en el estado. Los activistas dijeron que hablarán con los legisladores sobre la necesidad de frenar el intercambio de información sobre inmigrantes entre ambos sectores.

Los activistas que luchan por los derechos de los inmigrantes en Nueva York han logrado dos importantes victorias recientemente: la suspensión de la participación del estado en el programa migratorio federal Comunidades Seguras y la asistencia obligatoria en varias lenguas por parte de los servicios del estado.

"Estamos creciendo en número y en poder político y económico. Somos un sector muy diverso pero estamos unidos", dijo Hong. "Hemos logrado un importante impulso para los inmigrantes. Ahora debemos mantenerlo".

_________________

Claudia Torrens está en Twitter como @ClaudiaTorrens