Chris Bosh recordó a su abuela, LeBron James encestó desde media cancha para cerrar una noche tranquila y Dwyane Wade siguió sin dolores.

Después de perder dos partidos en fila, el Heat de Miami volvió a levantar cabeza.

James anotó 21 puntos, Bosh agregó 20 en su regreso a la alineación y el Heat llegó a tener una ventaja de hasta 40 puntos en camino a apalear el martes por 108-78 a los Nets de Nueva Jersey.

"Una buena cualidad, de muchas cualidades que tenemos en este equipo de basquetbol, es la capacidad de dominar el juego", dijo el entrenador del Heat, Erik Spoelstra. "Y los dos últimos encuentros, no jugamos como podemos. Naturalmente no jugamos con nuestra identidad en ningún extremo de la cancha".

Eso fue pronto solucionado.

El Heat acertó 12 de sus primeros 15 tiros de campo encaminándose a su 10mo triunfo consecutivo en casa. James terminó encestando nueve de 11 tiros de campo, agregando nueve rebotes y seis asistencias, y los 78 puntos permitidos igualó la mejor actuación defensiva del equipo en la temporada.

Lo único que no le salió bien a Miami, resultó un asunto menor. Wade se torció el tobillo derecho hacia el final de la primera mitad y no regresó a la cancha, terminando con 13 unidades. Wade estuvo fuera de acción seis juegos al inicio de la temporada por esguince del mismo tobillo, aunque el equipo dijo que pudo haber regresado a éste si hubiera sido necesario.

"Nada de preocupación", afirmó Wade.

Deron Williams, que venía de lograr su mayor puntuación en la temporada con 57 unidades cuando le ganaron a Charlotte, convirtió 16 por los Nets. MarShon Brooks anotó 12 y Johan Petro añadió 11 por Nueva Jersey, que cayó ante el Heat por novena ocasión seguida.

La delantera de Miami era de 64-37 al medio tiempo, cuando el Heat había tenido su mejor tino de la campaña al acertar 66% de los lanzamientos en los dos primeros períodos.

"Este equipo es mejor que nosotros y jugaron de esa manera", dijo Williams. "No hay para que analizar el partido".

Nueva Jersey estuvo sin Brook López, que podría ausentarse tres semanas por un esguince en el tobillo derecho. Su reemplazo, Shelden Williams, se fue sin anotación en 17 minutos.

Los "tres grandotes" de Miami — James, Bosh y Wade — encestaron juntos 54 puntos al conectar 24 de 33 lanzamientos.

Bosh se había ausentado de tres partidos por el deceso de su abuela, y le dedicó unas palabras escritas en sus zapatillas del encuentro.

"Ella no lo habría hecho de otra manera", dijo Bosh. "Me habría dicho: 'Regresa al trabajo. Trabaja duro'. Ella vive en nuestros recuerdos, por eso volví al trabajo".

Con la victoria, Miami (29-9) se acercó a dos juegos de los Bulls de Chicago (32-8) en la lucha por el primer lugar en la Conferencia Este.

En otro partido, el Magic de Orlando cayó de visitante 100-84 ante los Bobcats de Charlotte, el peor equipo de la campaña en la NBA. El entrenador del Magic, Stan Van Gundy, se mostró disgustado con la actuación y conformismo de su equipo.

"Nuestros jugadores están satisfechos de que llegamos con la tercera mejor foja en la División Este y la quinta mejor foja en la liga", expresó Van Gundy. "Están contentos con eso. Creo que no hay coraje para ser mejores o para ser grandes. Si lo hay, no aparece en los partidos", apuntó.

"Esto es lo que somos. No sé si lograremos un cambio", agregó.

El Magic tenía ventaja de 20 puntos en la primera mitad pero permitió la remontada a los Bobcats. Tras la expulsión del entrenador de Charlotte, Paul Silas, en el segundo cuarto por discutir una decisión del árbitro, los Bobcats desataron una ofensiva de 22-1 para apoderarse de la ventaja en el tercer cuarto.

Corey Maggette anotó el martes 29 puntos, su mayor cifra en la temporada, Gerald Henderson realizó algunas canastas muy importantes en el último cuarto, y los Bobcats de Charlotte lograron contra el Magic apenas su quinta victoria en 36 encuentros.

Los Bobcats llegaron al partido con 21 reveses en sus últimos 22 partidos, pero sacaron un gran resultado gracias a la actuación del pivote novato Bismack Biyombo.

Biyombo, séptima elección general del draft, jugó con entusiasmo y se enfrentó cuerpo a cuerpo a Dwight Howard, logró 10 puntos, 15 rebotes, su cifra más alta en su carrera, y siete bloqueos.

El mexicano Eduardo Nájera encestó siete puntos en 11:32 minutos. Acertó tres de cinco tiros de campo; tuvo dos rebotes y dos asistencias. Ryan Anderson agregó 14 puntos y 11 tableros por el Magic.

En su segundo partido consecutivo, Biyombo jugó bien como titular contra Howard. En enero, Biyombo tuvo 11 puntos y 10 rebotes en la derrota de Charlote por seis puntos.

"Es un gran desafío, lo tomas o te retiras", dijo Biyombo en referencia a su duelo contra Howard.

"Creo que él fue la diferencia en este partido", expresó Maggette.

En los demás resultados de la jornada, Atlanta venció 101-96 a Indiana, Boston 97-92 a Houston en tiempo extra, Detroit 88-85 a los Lakers en tiempo extra y Dallas 95-85 a Nueva York.