Pacientes que sufren Alzheimer y que toman el medicamento Aricept, que se receta comúnmente, pueden experimentar sus beneficios aún después de que la enfermedad avanza de moderada a grave, cuando es difícil notar si hace algún bien, según un nuevo estudio.

El estudio sobre Aricept también encontró algún beneficio si el paciente cambia a otro medicamento de uso frecuente, Namenda. Sin embargo, halló que la combinación de los dos, una estrategia común en Estados Unidos, no fue significativamente más eficaz que el uso exclusivo de Aricept.

Más de 5 millones de estadounidenses tienen Alzheimer, según la asociación. El trastorno progresivo afecta la memoria, el juicio y otras habilidades mentales. Los tratamientos sólo pueden aliviar los síntomas, pero no invertir el deterioro general del paciente.

La nueva investigación de científicos británicos se publicó en la edición del jueves de la revista especializada New England Journal of Medicine. Se realizó con 295 pacientes que tenían Alzheimer de moderado a grave y que habían estado tomando Aricept, también conocido como donepezil, por lo menos durante tres meses.

Los pacientes fueron asignados aleatoriamente para continuar en el Aricept, cambiarse al Namenda, tomar ambos o tomar únicamente píldoras de placebo. Luego los vigilaron durante un año e hicieron pruebas sobre su destreza mental y capacidad para realizar actividades diarias.

Los resultados mostraron que continuar con el Aricept ofreció un beneficio modesto con respecto a no tomar ningún medicamento, mientras que cambiar al Namenda, también llamado memantina, ofreció menores resultados.

Si bien el análisis no encontró pruebas de que la combinación de los medicamentos otorgue una ventaja significativa con respecto a continuar sólo con Aricept, podría haber incluido muy pocos pacientes para demostrar una diferencia, dijo el doctor Robert Howard, del Instituto de Psiquiatría del Kings College de Londres, quien dirigió la investigación.

Otro análisis indicó que cada medicina ofrece un beneficio independiente, dijo Howard, por lo que todavía recomienda combinarlos, si es posible, en casos moderados a graves de Alzheimer.

___

En internet:

New England Journal of Medicine: http://www.nejm.org