Al menos 14 personas murieron el miércoles por un doble atentado dinamitero cerca de un restaurante repleto en una ciudad del norte de Irak, informaron autoridades.

Un automóvil cargado de explosivos que estaba estacionado afuera de un popular restaurante estalló por la tarde, dijo el alcalde de Tal Afar, Abdul Aal Abbas al-Obedi. Cuando la gente corría al lugar para socorrer a las víctimas, un dinamitero suicida entremezclado con la multitud detonó los explosivos que llevaba ceñidos al cuerpo.

Al-Obedi y el político local Qusai Abbas dijeron que 14 personas murieron en Tal Afar, una ciudad habitada por árabes suníes y turcomanos que se ubica unos 150 kilómetros (90 millas) al oriente de la frontera con Siria y a 420 kilómetros (260 millas) al noroeste de Bagdad.

Abbas dijo que 22 personas resultaron heridas, aunque al-Obedi dijo que fueron 15 los lesionados.

Nadie se ha adjudicado la responsabilidad del ataque hasta el momento, pero los autos bomba y los dinamiteros suicidas son característicos de al-Qaida.

Tal Afar se asienta entre la frontera siria y Nínive, la capital de Mosul, que por años fue semillero de insurgencia en los años que Irak estuvo al borde de la guerra civil.

"Las explosiones de hoy nos hacen recordar años pasados, y la violencia y el desplazamiento sectario de la gente de Tal Afar en ese entonces", dijo Abbas, un integrante del consejo provincial de Nínive, que incluye a representantes de la ciudad.

El ataque del miércoles es una señal "de que Tal Afar sigue siendo un foco rojo y un bastión de al-Qaida, al igual que una zona usada por insurgentes que cruzan la frontera con Siria", dijo Abbas.

Al-Obedi afirmó que sólo civiles murieron en el restaurante de Tal Afar.

"Este cobarde ataque terrorista tenía como blanco únicamente civiles inocentes", dijo. "No había policías ni soldados en este popular restaurante".

También el miércoles, dos carros bomba mataron en conjunto a cuatro personas e hirieron a otras 14 en una zona suní de la capital, de acuerdo con policías que hablaron con la condición de guardar el anonimato porque no estaban autorizados a difundir la información.

___

La redactora de The Associated Press Lara Jakes contribuyó para este despacho.