La candidata a la Cámara de Representantes Dina Titus respondió el miércoles a las acusaciones de que no ha hecho lo suficiente por los hispanos durante su larga carrera en el gobierno federal y estatal en Nevada.

La ex congresista, reunida con un grupo político hispano el miércoles en Las Vegas, aseguró que se está poniendo en contacto con líderes hispanos, con miras a las elecciones de noviembre para darles a conocer su plataforma en el tema de inmigración.

El encuentro de Titus con el grupo Hispanos en la Política sucede semanas después de que su ex rival hispano, Rubén Kihuen, abandonó la contienda primaria demócrata.

Kihuen tenía el apoyo de muchos líderes hispanos que acusaron a Titus de dar por seguro el voto latino.

Titus está compitiendo por el primer congreso distrital de Nevada, que incluye una numerosa comunidad hispana.

Antes, la legisladora representó al tercer congreso distrital del estado, pero perdió la reelección en 2010 ante el republicano Joe Heck.