Equipos de rescate avistaron el miércoles cuatro cadáveres de los nueve mineros que fueron reportados como desaparecidos tras un accidente en una mina de carbón en el noroeste de Colombia.

El accidente se produjo en la tarde del miércoles en la mina "El Desespero", ubicada en el municipio de Angelópolis, departamento de Antioquia y a unos 245 kilómetros al noroeste de Bogotá, informó el estatal Instituto Colombiano de Geología y Minería.

"Al interior se avistaron cuatro (cuerpos), pero no lo han sacado todavía", dijo el jueves en diálogo telefónico con The Associated Press Gilberto Mazo, coordinador del Departamento Administrativo de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres desde el sitio del accidente.

El instituto de geología y miembros de ese departamento de desastres indicaron que según el testimonio de un minero sobreviviente el accidente se produjo porque al excavar en la mina dieron con un bulbo o fuente de agua que se reventó e inundó el yacimiento y provocó un derrumbe que los dejó atrapados.

Mazo indicó que los cuatro cadáveres están a unos 200 metros de la entrada de la mina y que al menos 40 socorristas trabajan en el rescate, mientras usan cinco motobombas para drenar el agua.

Agregó que de momento se desconoce la profundidad exacta en la que están los cuerpos o la cantidad de agua que inundó el yacimiento, que estaba en proceso de legalización y ofrecía todos los beneficios sociales a sus empleados, según han dicho funcionarios de la alcaldía de Angelópolis.

"La esperanza de vida es lo último que se pierde, pero es poco probable" que los otros cinco mineros estén vivos, dijo Mazo.

La mina opera desde junio de 2010 y contaba con al menos 22 trabajadores, en una pequeña explotación propiedad de un particular identificado como Arnulfo Velásquez, quien aseguró en la jornada a la radio Caracol que no habían tenido accidentes similares en el pasado.