El legendario músico británico Roger Waters fue recibido el martes por la presidenta Cristina Fernández antes de la serie de nueve conciertos que ofrecerá en Buenos Aires.

El músico mantuvo un encuentro con Fernández en su despacho de la Casa de Gobierno, del que también participaron las activistas Abuelas y Madres de Plaza de Mayo, famosas por sus denuncias de las atrocidades cometidas durante la dictadura militar entre 1976 y 1983.

Waters se mostró muy afectuoso al saludar a las madres y abuelas que llevaban sobre la cabeza los pañuelos blancos que las caracterizan, según imágenes difundidas por la televisión oficial. Incluso, Waters se colocó en la solapa del saco un escudo con el logotipo de las Abuelas de Plaza de Mayo.

No trascendieron más detalles sobre el encuentro.

El ex líder de la famosa banda Pink Floyd presentará a partir del miércoles el espectáculo The Wall en el estadio River Plate de Buenos Aires. Se estima que medio millón de personas acudirán a su serie de nueve conciertos, las cuales marcarían un récord en el país.

Al poco de su llegada a la capital argentina, Waters dijo que fue "malinterpretado" en Chile cuando se pronunció en una conferencia de prensa a favor de Argentina en la disputa con Gran Bretaña por la soberanía de las Islas Malvinas.

Waters se desdijo y publicó en su Facebook un comunicado en el que afirmó que "fui malinterpretado" y que "no dije nada por el estilo".

Argentina y Gran Bretaña se enfrentaron en una guerra en 1982 por el archipiélago, ocupado por los ingleses desde 1833.