El príncipe Enrique de Gran Bretaña recibió el martes consejos atléticos de parte del astro Usain Bolt en Jamaica.

El príncipe realizó un simulacro de carrera con Bolt, el hombre más rápido del mundo. Ambos se colocaron en los bloques en el estadio de la Universidad de las Indias Occidentales en Kingston. Pero Enrique salió disparado en una arrancada en falso, mientras Bolt se reía y trotaba tras él. Al final, ambos hicieron la pose tradicional de Bolt, apuntando al cielo con el índice.

Luego conversaron un rato y el medallista olímpico le dio al príncipe algunos consejos de cómo correr, ante una multitud formada mayormente por estudiantes universitarios, muchos de ellos atletas. El príncipe mencionó la reputación internacional de Jamaica como una potencia del atletismo, y dijo que eso es algo impresionante para un país de apenas tres millones de habitantes.

"No se vayan a Estados Unidos, que ustedes tienen el talento que su país necesita", le dijo a la muchedumbre.

El príncipe de 27 años realiza una gira por el Caribe como parte del Jubileo de Diamante en honor de la Reina Isabel II, que celebra 60 años en el trono. Enrique, que visitó previamente Belice y Bahamas, llego en un avión privado y fue recibido con una salva de artillería por miembros del Ejército de Jamaica.

Su visita se produce en momentos en que la primera ministra Portia Simpson Miller ha pedido de nuevo cortar lazos con la monarquía británica. Jamaica ha sido independiente de Gran Bretaña desde 1962, pero aún reconoce a la reina de Inglaterra como jefa de estado titular.